Nuevas formas de invertir: El despegue de las empresas Fintech en la industria financiera

Transformación digital y tecnología abren nuevas oportunidades para inversionistasy pequeñas empresas.


La transformación digital ha cambiado el modo de funcionar de muchas industrias, entre ellas el rubro agrícola, de comercio, las empresas de logística, la banca, y, por qué no decirlo, también ha tenido sus efectos en el comportamiento de los servicios financieros, y en la manera en que las personas invierten su dinero. Incluso, los avances a nivel tecnológico han sido tan grandes en la industria, que surgió un nuevo concepto empresarial, agrupado bajo el nombre de Fintech, que consiste en el uso de nuevas aplicaciones, procesos o productos en el ámbito financiero.


Esta nueva apertura tecnológica en el rubro dio pie a nuevos beneficios, como la utilización de herramientas tecnológicas que permitieran operaciones y medio de pago bajo modelos seguros, además de la incorporación del uso de Big Data y la mayor utilización del dinero electrónico. Lo anterior, sin duda, abrió varias puertas en la industria de las inversiones, y permitió que nacieran empresas que buscaran suplir nuevas necesidades de los inversores, utilizando la transformación digital a su favor.


Gustavo Anania, fundador y gerente general de RedCapital, explica que “las empresas Fintech nacieron en un mundo digital, por lo tanto, lograron construir soluciones mucho más rápidas y sencillas para los usuarios finales, lo que ha permitido masificar y democratizar el acceso a alternativas de inversión”.


En el caso de RedCapital, detalla que, al cambiar la forma de invertir, surgieron mayores oportunidades para pequeñas empresas en desarrollo. Así, señala que antes que irrumpiera este fenómeno, “las personas podían invertir comprando acciones a través de una corredora o invirtiendo en fondos mutuos, pero si alguien quería prestarle dinero a una Pyme, se arriesgaba demasiado, porque no podían diversificar el riesgo, y se arriesgaba mucho a perder todo el capital”.


No obstante, Anania indica que con el uso de modelos como el crowdfunding, utilizados por RedCapital, se permite diversificar la inversión, lo que disminuye el riesgo, a la vez que beneficia a las pequeñas empresas. “Hay que pensar que antes, si las Pymes no conseguían financiamiento en la banca, terminaban en financieras o factoring con tasas altísimas, y adicionalmente el proceso de solicitud del financiamiento era muy lento”, detalla. En cambio, en el caso actual, las empresas entran al sitio web, completan la información solicitada, y pueden optar al financiamiento en forma inmediata o en pocas horas. Esto, advierte el fundador de la organización, “demuestra que la experiencia de solicitar el capital cambió radicalmente”.


El proceso remoto de invertir se suma también a otras herramientas de la transformación digital que utilizan las organizaciones Fintech, como la acumulación de Big Data y los usos de Machine Learning. Al respecto, el gerente general de RedCapital destaca que “otro gran beneficio de estas transacciones es que nosotros también vamos obteniendo mucha información que nos va a permitir usar modelos inteligentes para darnos cuenta, por ejemplo, de quiénes son buenos pagadores. Esto, a partir de variables que son imposibles de analizar por una persona común y corriente”.


En tanto, advierte que la pandemia también tuvo su efecto en el mercado de las inversiones y la tecnología, sobre todo porque obligó, tanto a inversionistas como a medianas y pequeñas empresas, a “explorar nuevas soluciones”, ya que las visitas al banco o financieras para hacer trámites se vieron complicadas por las restricciones y cuarentenas. A partir de lo anterior, Anania comenta que “el año pasado vimos un aumento fuerte de solicitudes y cantidad de personas que invirtieron online”, aunque afirma que, “por otro lado, se dio que muchas empresas no pasaban los filtros de riesgo producto de la situación en Chile”.


En ese contexto, el fundador de RedCapital señala que a nivel país se aceleró la transformación digital y, con ello, el surgimiento de empresas como las Fintech, sin embargo, repara en que aún no hay suficientes incentivos que potencien el desarrollo de estas industrias en Chile, y que promuevan que más personas se vean beneficiadas por las nuevas oportunidades que estas ofrecen.



34 vistas1 comentario