Adiós al papeleo: La aparición de Houm y la revolución digital en el mercado inmobiliario

Acceder a propiedades sin aval es una de las alternativas que ofrece esta startup chilena que cambió completamente la forma de arrendar y vender propiedades.


A inicios de junio de este año la plataforma inmobiliaria latinoamericana Houm dio la sorpresa y cerró la ronda de financiamiento seed por 8 millones de dólares, tras finalizar su participación en el programa YCombinator W21.


Fundada en 2018 por los chilenos Benjamín Labra y Nicolás Knockaert, esta corredora inmobiliaria ha dado de qué hablar en el último tiempo, consolidándose como una de las empresas más confiables a la hora de predecir y calcular el costo por el cual se debería vender o arrendar un inmueble.


Según explica Benjamín Labra, CEO de la startup, la transformación digital fue fundamental para el nacimiento de empresas PropTechs como Houm. En ese sentido, indica que “la industria inmobiliaria es un sector al que le ha faltado innovación y tecnología desde hace muchos años, por lo que es un mercado rico para explotar y poder desarrollar”.


El contexto anterior, sumado al boom en el desarrollo de tecnologías tipo softwares, uso de inteligencia artificial, machine learning, entre otros, puso un pie en el acelerador del sector inmobiliario. Eso ocurrió a nivel global, sin embargo, ¿qué es lo que vio Houm que hizo que triunfara como empresa y se destacara de otras del mismo rubro?


En primer lugar, Labra detalla que una de las claves del éxito fue entregar una solución a un problema “que aún no estaba del todo cubierto en el mercado. Tener una vivienda es un bien básico, que todos necesitan, y por lo tanto pasan por el proceso de arriendo y de compra”, explica.


“Houm supo visualizar esta industria y transformarla, desarrollando e introduciendo todas las herramientas tecnológicas, financieras y operacionales al negocio”, señala.


Democratizar el mercado inmobiliario


Con esto como objetivo, Labra indica que crearon una plataforma que otorga beneficios a sus clientes, como arrendar una propiedad sin aval, buscar una propiedad que fue previamente chequeada por un experto (con fotos y videos), o también ejecutar una visita de manera virtual. Junto con esto, añade que el proceso de arriendo o compra se hace mucho más simple, con lo que los clientes se olvidan del papeleo: “Se suben en línea los documentos de contrato incluso para ser rápidamente evaluados y acelerar el proceso”, precisa.


Asimismo, enfatiza en que como empresa buscan “democratizar el mercado inmobiliario y todos los procesos de esta industria tan anticuada, que hoy es informal, con mucha desconfianza y burocracia”.


Dar seguridad y tranquilidad a los arrendadores es otra de las metas de la startup, y es que cuenta con un sistema que permite que estos reciban su arriendo los días 5 del mes, independiente de si el arrendatario se retrasa en el pago. Asimismo, el CEO destaca la preocupación de los propietarios por los tiempos de vacancia, donde deben seguir pagando su dividendo, gastos comunes, contribuciones y gastos personales: “En Houm disminuimos lo mayor posible la vacancia, logrando arrendar el 95% de nuestras propiedades antes de los 30 días, sin que el propietario salga de su casa”, asegura.


“Transformar la industria gracias a la digitalización”


Finalmente, Benjamín resalta el papel de lo digital y la innovación en su proyecto. Según comenta, gracias a esto, y los desarrolladores de Houm, “hemos podido lanzar una plataforma tecnológica, con un marketplace intuitivo, fácil de usar y amigable”.


En esa línea, indica que “nuestro objetivo era crear Houm para transformar la industria gracias a la digitalización”. A partir de los buenos resultados, incluso, han decidido dar un paso más allá, y probar suerte en Colombia y México, aspirando poder llegar en un futuro a trabajar con toda la región.


Sin embargo, el CEO comenta que este trabajo no ha estado exento de dificultades, sobre todo en el marco de la pandemia, donde indica que el crecimiento del equipo a nivel nacional e internacional, y las dificultades de interacción por el contexto sanitario fueron complejos.


No obstante, en este escenario la tecnología también tuvo su rol, afirma Labra. “Nos adaptamos a esta nueva realidad y usamos herramientas para poder comunicarnos constantemente, de manera eficiente y ordenada”, subraya, agregando que también el área de Personas de la empresa ha sido clave para organizar eventos virtuales y diferentes dinámicas "que nos han permitido generar lazos a pesar de la distancia social”, cierra.


125 visualizaciones0 comentarios